Líder sindicalista australiano rehúsa reunirse con embajador cubano


(Martí Noticias, (07/01/10) – El Secretario General de la Unión de Trabajadores de Australia, Paul Howes, explicó a Pedro Monzón -embajador de Cuba en Australia-, que solo se reunirá con un diplomático cubano cuando en Cuba cese la represión a los sindicatos. Howes contestó una carta del embajador cubano, en respuesta a una que le remitió el diplomático.
“Respondo a su correspondencia del 20 de diciembre de 2010 y su invitación a reunirse conmigo como nuevo representante del gobierno cubano en Australia”, establece el sindicalista australiano en su misiva.
Continúa afirmando que una reunión con un representante diplomático cubano solo podrá ocurrir cuando en Cuba el gobierno se abstenga de reprimir a los sindicatos independientes y libere a los líderes de uniones sindicales que aún permanecen tras las rejas en la Isla.
Howes reitera la posición del movimiento sindical australiano de denunciar la represión a las uniones y los derechos de los trabajadores en la isla bajo gobierno comunista.
Agrega que pese a las esperanzas de que se realizaran cambios democráticos en Cuba tras la toma del poder de Raúl Castro, en la isla la situación de los derechos humanos permanece crítica.
Carta de Paul Howes al embajador de Cuba en Australia
7 de enero de 2011
Su Excelencia Pedro Monzon
Embajador de la República de Cuba in Australia
1 Gregory Place,
O’MALLEY ACT 2606

Su Excelencia:

Me refiero a su correspondencia del 20 de diciembre de 2010 y su invitación a reunirme con usted en su calidad de nuevo representante del Gobierno de Cuba en Australia.
Yo estaría encantado de aceptar su oferta, pero esto puede, por desgracia, sólo ocurrir una vez que el gobierno cubano deje de reprimir a los sindicatos independientes y libere a los dirigentes sindicales encarcelados en su país.
El Sindicato de Trabajadores de Australia –el más antiguo del país y el mayor de obreros manuales– tiene una historia larga y honorable en su apoyo al sindicalismo democrático en todo el mundo.
Como tal, nuestro sindicato ha criticado desde hace algún tiempo el movimiento sindical controlado por el Estado cubano, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), cuyos dirigentes no son elegidos por los trabajadores, sino nombrados por el Estado y el Partido Comunista de Cuba.
Nuestra posición es muy parecida a la del movimiento sindical internacional, afiliado a la internacional Confederación Sindical Internacional (CSI), que año tras año rinde informes sobre la represión de las organizaciones obreras en su país.
Mientras escribo esta carta Cuba está en el proceso de inicio de la eliminación de unos 500 mil puestos de trabajo estatales.
El semanario cubano Trabajadores publicó esta semana un discurso del líder de la CTC, Salvador Valdés, diciendo que era responsabilidad de su sindicato el “ser el garante” del proceso de “reorganización laboral”.
Esta publicación oficial cita al Sr. Valdés diciendo que, si bien los despidos son “un proceso administrativo”, el sindicato debe velar porque se cumpla lo establecido en cada paso del proceso de reducción de plantillas.
Este ha sido el papel clásico de todos los sindicatos comunistas controlados por el Estado, representando los intereses no de los trabajadores sino del Estado.
Mientras la CTC mira para el otro lado, el Estado reprime sistemáticamente a los sindicatos independientes que luchan para que las verdaderas voces de los trabajadores cubanos se hagan escuchar en su país.
Tras el nombramiento de Raúl Castro como nuevo cabeza de Estado, hubo algunas predicciones sobre una liberación general de los presos políticos, incluidos los disidentes dirigentes sindicales, como un gesto de buena voluntad y un signo de un relativo cambio en la dirección del país. Pero estas predicciones, por desgracia, no se han cumplido.
La Confederación Sindical Internacional publica periódicamente un reporte anual sobre violaciones de los derechos sindicales.
En su último informe de 2010, la CSI señala que su Gobierno sigue prohibiendo los sindicatos independientes y el derecho a la huelga, he adjuntado a esta correspondencia una copia de la sección del informe que habla de Cuba, para su información.
El informe señala que un número considerable de organizaciones sindicales han sido declaradas ilegal en Cuba, violando de esta manera el derecho humano fundamental a organizarse y tomar acción autónoma.
En junio de 2010, el informe de la CSI señaló que el ex preso político José Ramón Castillo denunció varias violaciones de los derechos sindicales en Cuba ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional, testificó ante un foro de derechos humanos de la ONU como víctima de la represión en Cuba.
Castillo afirmó que el derecho de los trabajadores cubanos a la libre determinación no es respetado en la isla. Los trabajadores no tienen derecho a organizar sindicatos independientes del Estado y que cinco cubanos se encontraban cumpliendo penas de prisión por haber tratado de organizar sindicatos independientes. Esta información ha sido ampliamente documentada por las instituciones internacionales pertinentes.
En julio, cinco sindicalistas independientes aún permanecían en prisión, después de haber sido detenidos durante la ola represiva de marzo de 2003 y condenados a largas penas de prisión en juicios sumarios.
Se trata de Nelson Molinet Espino, secretario general de la Confederación de Trabajadores Democráticos de Cuba (CTDC); Miguel Galván Gutiérrez, periodista independiente y director adjunto del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral; Alfredo Felipe Fuentes, líder del Consejo Unitario de Trabajadores de Cuba (CUTC), Iván Hernández Carrillo, miembro del ejecutivo nacional de la Confederación Obrera Nacional Independiente de Cuba, (CONIC); y Héctor Raúl Valle, miembro de la CTDC.
El 4 de agosto, María Elena Mir Marrero, secretaria general de la Confederación Obrera Nacional Independiente de Cuba (CONIC), y los activistas Justo J. Sánchez, Hanoi Oliva y Daniel Sabatier fueron interrogados en la sede de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) sobre su participación en una marcha el 13 de julio, durante la que concedieron entrevistas para el documental “Bajo el cielo cubano: El trabajador y sus derechos”.
El régimen de Castro ha excarcelado a cuatro dirigentes del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (Consejo Unitario de Trabajadores de Cuba – CUTC) que habían sido condenados a largas penas de prisión, pero tan pronto como fueron liberados fueron expatriados. El Secretario General del CUTC, Pedro Pablo Alvarez Ramos, fue exiliado a España en febrero de 2008. Los exiliados fueron identificados como Omar Pernet, condenado a 25 años, José Gabriel Ramón Castillo, de 20 años, y Alejandro González Raga, quien cumplía una condena de 14 años de cárcel
Si bien la represión de los sindicatos y las organizaciones que velan por el derecho de los trabajadores en Cuba está bien documentada, lamentablemente no ha habido una fuerte voz internacional en apoyo a los sindicatos independientes en su país.
Soy consciente de que tanto aquí como en Australia y en todo el mundo se habla cada vez más de la necesidad de que los sindicatos destaquen esta represión y ejerzan más presión sobre el régimen comunista que gobierna su país para que otorgue al obrero un derecho verdadero en su centro de trabajo.
Espero que los actuales cambios económicos en Cuba expongan a la CTC por su fracaso en representar los intereses de los trabajadores. Los sindicatos de todo el mundo entonces comenzarían a prestar más apoyo a los grupos sindicales disidentes, el CUTC, la CONIC y la CTDC, para llenar el vacío creado por los fracasos de la unión controlada por el Estado.
Su Excelencia, cuando podamos celebrar la libertad de los sindicalistas encarcelados en su país estaría más que dispuesto a reunirme con usted en Canberra.

Sinceramente,

Paul Howes
Secretario Nacional
The Austrialian Worker’s Union

Incl. Cuba-Annual Survey of violations of trade union rights – ITUC

Anuncios

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Líder sindicalista australiano rehúsa reunirse con embajador cubano

  1. Pingback: Carta a Paul Howes, Secretario General de la Unión de Trabajadores de Australia |

  2. Hermano otros lideres sindicales deben tomar nota,a la dictadura se le deben cerrar todas las puertas para forzarlos abrir las que necesitamos los cubanos,la puerta de la libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s