Carta a Paul Howes, Secretario General de la Unión de Trabajadores de Australia


Madrid, 10 de enero de 2011
Paul Howes
Secretario Nacional de la
Unión de Trabajadores de Australia
Level 10, 377-388
Sydney NSW 2000
Australia

Estimado Paul Howes:
Quienes nos dirigimos a usted somos cuatro de los sindicalistas independientes cubanos detenidos durante la conocida Primavera Negra de Cuba, recientemente desterrados a España después de estar más de siete años y medio preso por el solo hecho de intentar realizar nuestro quehacer sindical independiente dentro de la Isla.
Agradecemos la posición del movimiento sindical australiano, que usted preside, de abogar por nuestra excarcelación y denunciar ante todos los organismos internacionales las sistemáticas y flagrantes violaciones que comete el régimen cubano en materia laboral y sindical. Además, su posición de no aceptar recientemente la invitación de reunirse con el embajador cubano en Canberra, Pedro Monzón, mientras el gobierno que representa no deje de reprimir a los sindicalistas independientes y libere al que se encuentra tras las rejas por defender este derecho.
El pueblo cubano enfrenta en estos instantes un experimento sutil. El régimen castrista intenta pasar de una economía destruida a un sistema liberal capitalista de estado, incierto y sin la existencia de una sociedad civil donde concurran instituciones libres e independientes que defiendan verdaderamente los derechos y libertades fundamentales de los trabajadores.

La única central sindical permitida en la Isla, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), está supeditada al Estado y es regida por el propio Partido Comunista. En su acostumbrada actitud de servilismo está en estos momentos apoyando las medidas que eliminarán medio millón de empleos estatales.
¿Cómo una organización supuestamente creada para la defensa de los trabajadores es la encargada de apoyar medidas contrarias a los intereses de estos? Esta es una ocasión propicia para que todas las organizaciones sindicales en el mundo se unan y exijan al gobierno de Raúl Castro que permita las agrupaciones sindicales independientes dentro de la Isla –únicas capaces de verdaderamente defender a la clase obrera.
El gobierno cubano continúa impidiendo el derecho de los trabajadores a la libre determinación, los trabajadores no pueden organizar sindicatos independientes del Estado. En la cárcel se encuentra aún el sindicalista independiente Iván Hernández Carrillo, miembro del ejecutivo Nacional de la Confederación Obrera Nacional Independiente de Cuba (CONIC), detenido durante la ola represiva de marzo del 2003, y quien no aceptó viajar desterrado hacia España.
Mi país necesita ante todo libertad y democracia. Vivimos desde hace más de cincuenta años bajo una feroz dictadura que impide a sus ciudadanos el disfrute de los derechos fundamentales.
Esperamos seguir contando con el apoyo de usted y de los miembros de la Unión de Trabajadores de Australia para esta noble causa.

Atentamente,

Miguel Galbán Gutiérrez
Periodista independiente,
director del Centro Nacional de
Capacitación Sindical y Laboral

Alfredo Felipe Fuentes
Directivo del Consejo Unitario de
Trabajadores de Cuba

Nelson Molinet Espino
Secretario General de la Confederación
de Trabajadores Democráticos de Cuba

Héctor Raúl Valle
Miembro de la Confederación de Trabajadores
Democráticos de Cuba


Anuncios

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s