Anuncia Yamaha  Motor Company el cierre de su fábrica en Catalunya.


Miguel Galban Gutierrez.
El fabricante de motocicletas Yamaha cerrará la planta de Palau-solità i Plegamans, en el Valle Occidental  en la periferia industrial  de Barcelona.  La única en activo del grupo japonés en España y en la que trabajan 430 personas, lo que supone la primera crisis industrial a la que se enfrenta el Gobierno de CiU recientemente llegado al poder en la  Comunidad Autónoma de  Cataluña.
Los representantes de los trabajadores ven injustificable el cierre de una fábrica que en el pasado 2010 registró beneficios, a pesar de la caída de las ventas, y reclaman a las autoridades  que obligue a la dirección de Yamaha a negociar para evitar el cierre.
El 26 de enero de 2011, los trabajadores de Yamaha Motor en España se levantaron sorprendidos por una noticia impactante; la dirección europea había acordado cerrar la fábrica española para trasladar su producción de motocicletas a Francia.
Según los trabajadores nadie  los habías  alertados  de antemano   y la dirección japonesa había decidido romper con décadas de buenas maneras y un estilo de hacer negocios refinado, y cambió su estrategia de comunicación, colocándose a la altura de las peores empresas en el mundo, y avergonzado a su vez a todo el pueblo japonés.
La semana pasada se presentó el ERE, documento imprescindible para poder cerrar la fábrica. A partir de ese momento, la empresa y el comité de empresa disponen de 30 días para negociar. Si alcanzan un acuerdo, la cosa acaba ahí, pero si no, el gobierno dispone de 15 días para estudiar si el cierre cumple o no con la legalidad española. Si no lo hace, el cierre no se produce y se sigue trabajando. Si cumple los requisitos, se aprueba el cierre y la empresa debe pagar la cantidad que el gobierno decida a sus trabajadores para proceder al cierre.
Según la ley española, si el cierre se debe a una de las 4 causas estipuladas en la ley, la compañía debe pagar a sus trabajadores 20 días de sueldo por año trabajado. Según lo que ha aparecido en la prensa el consorcio, ofrece 45 días por año trabajado. El motivo por el que ofrecen 45 días ya desde el principio es porque quieren que el episodio finalice en el periodo de negociación. Porque saben que, si el gobierno decide, verá que los pretextos que exponen para el cierre no cumplen con los requisitos de la legalidad española y no podrán cerrar.
Los trabajadores han efectuados varias protestas públicas  en Barcelona, manifiestan que han sido burlado por esta decisión, después de verle provocado grandes beneficios económicos a esta firma,  y  optan   dejarlos sin empleo en el momento que España vive la mayor crisis económico de los últimos años
Hacen un llamado a la sociedad catalana, española, principalmente le exigen a la clase  política que haga sentir su indignación por esta decisión

Anuncios

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s