El Dia de las Madres en Cuba Por la Criolla Atormentada N-1


Por La Criolla Atormentada
El gallo de la vecina de enfrente entonó su mejor nota cerca de las 6 de la mañana, como de costumbre. A pesar que entresueños le dije que no era día de trabajo.
Me levanté pasada las 6.30 am de súbito, recordando que el día de hoy domingo 8 de Mayo, era el día especial, pues requiera de toda mi atención en la limpieza hogareña y faenas en la cocina. Antes de que mi mamá se despertara.
La siempre protagonista de mí historia (mi sobrina) había decidido pasarse el fin de semana en casa de su mamá acompañándola y disfrutando de su calor. Pero hoy domingo estarían en mí casa para almorzar juntas, rememorar lo transcurrido en la semana y celebrar el día de las madres. Entre refrescos y unos buenos chicharos verdes, arroz, pollo horneado y ensalada de col (dicho sea de paso la adquisición de esta costo dios y ayuda porque en el mercado no habían verduras y solamente, desde hace varias semanas se viene comportando así, con solamente col.
Entro a la cocina, mi café habitual como despertador metabolizador. Y después de varios sorbos, abro el balcón y miro a mí alrededor.
Comenzaba a recibir los primeros destellos de sol, la primera brisa fresca. Las calles vacías, empobrecidas, llenas de papeles deshechos y mitad en sombra dotada por los edificios arcaicos, me hicieron desviar la mirada hacia abajo, hacia la calle cercana por donde transitaba un viejecito el cual llamó mi atención porque se dispuso, al detener su paso, agacharse y recoger una lata vacía de cerveza la que hubo de aplastar, medio tambaleándose con el pie y llevársela consigo.
Diviso el horizonte, siempre levantando mi vista más allá del tejado de enfrente, buscando lo azul del cielo, lo simple, lo astral, la mejor arquitectura divina y de pronto mi cuerpo se estremece con un grito interior que dice. ¡! Despierta Habana!!!
Llegada la ¨visita¨ comenzó el jolgorio, música a tono, risas, cuentos, desfile de tacones y de momento….. de momento y sin esperarlo…. De momento sin vacilar, sin contar con nadie, sin estar planificado. Vino y se acerco a nuestra alegría, a nuestra festividad. El Señor Don Apagón.
El señor Don Apagón duró cerca de una hora, a mí me pareció una vida, porque señoras y señores ¡i!ya comenzaron los calores!!!!
Mi sobrina, después de estarse abanicando con disimulo viene hacia mí y me dice..
¿Tía, acaso nos hemos portado mal¿ porque hasta las notas de exámenes las tengo elevadas.

Anuncios

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s