Informe del mes de julio del Observatorio Cubano de Derechos Humanos


Informe del mes de julio
Observatorio Cubano de Derechos Humanos
El empleo de la violencia por parte de la Seguridad del Estado y sus turbas paramilitares, contra los opositores en provincias alejadas de la capital cubana, para impedir sus actividades pacificas fue lo más destacable en el mes de julio.
La cifra parcial de detenciones arbitrarias ocurridas en el mes de julio se incrementó en comparación con el mes precedente. Según informes recibidos más de 260 opositores fueron arrestados por la Seguridad del Estado y la Policía Nacional, en toda la isla.
La intimidación, el hostigamiento, las detenciones y golpizas, así como los persistentes “mítines de repudio” y utilización coercitiva de las leyes, siguen siendo parte de los métodos empleados por las autoridades cubanas para impedir la implementación de los derechos fundamentales en la nación.
Como le ocurrió a un grupo de “Damas de Blanco” que fue violentamente agredido poblado del “El Cobre” en la provincia de Santiago de Cuba. Donde una turba parapolicial, organizada por la Seguridad del Estado, les esperaba al salir de la misa para impedir que realizaran una marcha en las inmediaciones del templo en homenaje a las más de 40 victimas del hundimiento del Remolcador 13 de Marzo siniestrado por órdenes del Gobierno.
Una de las participantes Belkis Cantillo resultó apuñalada y el resto del grupo fue apedreado y golpeados con palos. En los días posteriores la policía política arrestó a más de 30 opositores y “Damas de Blanco”, para impedir la habitual marcha dominical en reclamo de la liberación de los presos políticos que aun continúan en prisión.
Algunas casas de opositores fueron asediadas y agredidas por las llamadas “Brigadas de Respuesta Rápida”. Estas turbas parapoliciales, escribieron con pintura negra frases obscenas en las fachadas de las viviendas, y les lanzaron huevos y piedras.
Hechos similares ocurrieron en Santa Clara, al agredir la policía política y mujeres judocas, traídas para la ocasión de la Escuela Nacional de Judo, a un grupo de opositores que intentaban depositar flores en el rio Bélico de esa ciudad, también en homenaje a las víctimas del Remolcador 13 de Marzo. Luego de los maltratos físicos, todos los opositores fueron detenidos en un cuartel policial.
Por otro lado, unos 21 opositores fueron arrestados en Villa Clara y otros 34 fueron retenidos en sus domicilios, para evitar protestas en las calles de esa ciudad, por el desalojo del pastor metodista Yordi Toranzo que fue expulsado recientemente de la Iglesia Metodista por relacionarse con promotores de los derechos humanos.
Asimismo, El doctor Eduardo Cardet Concepción, miembro del Movimiento Cristiano Liberación fue golpeado salvajemente por cuatro agentes de la Seguridad del Estado en Gibara, provincia de Holguín. Este opositor recolecta firmas para la demanda de plebiscito sobre la Ley de Reencuentro Nacional (Proyecto Heredia) y para el documento “EL CAMINO DEL PUEBLO”
Otros hechos condenables, fueron los asesinatos de un niño y un enfermo mental. Un ex oficial del Ministerio del Interior, Amado Interián, mató en Ciudad de La Habana, al niño, Ángel Izquierdo Medina, al dispararle con el arma de reglamento. El menor, de 14 años de edad, con “otros dos amiguitos” buscaba “frutas en los alrededores” de la casa de Interián.
Jeovanis Herrera Ramírez, enfermo mental, murió de un disparo en el pecho hecho por un policía. Herrera Ramírez, de 38 años de edad.
Por otro lado, se ha restringido, aún más, el acceso a internet en toda la isla. El régimen ha desplegado una ofensiva contra las Redes Sociales y las cuentas de correos electrónicos, en empresas, medios de comunicación y otros sectores, en la antesala de la puesta en marcha del cable submarino de internet que une a la Isla con Venezuela y Jamaica.
De igual forma, amenaza con endurecer normas tales como la “Ley 88”, de “Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba”, popularmente conocida como “Ley Mordaza”, que sirvió para condenar, en la “Primavera Negra” de 2003, hasta con 28 años de prisión, a 75 disidentes, según trasciende de las discusiones previas a la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, de finales de mes.
En estos siete meses de 2011, se han documentado, al menos, 1978 detenciones por motivos políticos, para un promedio de 282 mensuales. La cifra, revela un empeoramiento en los derechos fundamentales en Cuba, luego de cumplirse cinco años de que el General Raúl Castro asumiera la dirección del gobierno.
Como dato de interés, recordamos que, desde abril ultimo, no se ha excarcelado a ningún otro prisionero político. La Comisión Cubana de Derechos Humanos estima que sean, unos 67 los que permanecen en prisión, de ellos 17 bajo licencia extrapenal.
El Gobierno cubano continúa vulnerando derechos fundamentales de sus nacionales como los derechos a asociarse a manifestarse y a entrar y salir de su país.

Anuncios

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s