Disidentes cubanos, amarga libertad en España. Por Edwin Koopman


Disidentes cubanos, amarga libertad en España
Por Edwin Koopman
Publicado el : 9 de agosto 2011. En Radio Nederland, la Emisora Internacional Holandesa
Hace exactamente un año, 40 disidentes cubanos llegaron a España como asilados políticos. Pertenecían al ‘Grupo de los 75’, integrado por escritores, periodistas y activistas que fueron detenidos en marzo del 2003 y condenados a decenas de años de cárcel.
Cuba los excarceló a cambio de que salieran del país. Con optimismo, empezaron su nueva vida en Europa. Pero la libertad sabe amarga, ya que España no ofrece trabajo y ni futuro a los disidentes ni a los cientos de familiares que viajaron con ellos. Algunos se arrepintieron haber cambiado la celda por un exiliado sin perspectivas. Después de un año en su nueva patria, la mayoría piensa en salir de nuevo, esta vez hacia Estados Unidos.
Ricardo González está feliz. Exactamente hace un año el escritor y periodista de 61 años de edad cambió su celda cubana por un nuevo futuro en España. Estuvo preso más de siete años porque trabajaba como periodista independiente, y fue dejado en libertad gracias a la intermediación de la Iglesia Católica, con la condición que abandonara país. Ahora vive en un pequeño apartamento en las afueras de Madrid, recibe mensualmente 1200 euros para su alquiler y su comida. No tiene lujos, su televisor es antiguo, refresca la vivienda con un simple ventilador, y la oficina consiste de un rinconcito en el salón. Pero el escritor está contento. “Agradezco mucho a los españoles, quienes pagan esto con sus impuestos. Muchos españoles harían cualquier cosa para tener un apartamento como éste.”
Pero González es una excepción. No era el único quien hace un año fue liberado y deportado a España, ya que junto con él abandonaron la isla caribeña otros 39 disidentes y sus familiares. Pero, para muchos de ellos la libertad no tiene el sabor que esperaban. España está sumergida en una profunda crisis económica, con un desempleo del 24 por ciento y, sin trabajo, no hay futuro. Algunos de los exiliados ni siquiera han recibido su estatus de asilado político, lo que les permitiría trabajar. El grupo está repartido por toda España, en centros de acogida o pequeños apartamentos en las afueras de ciudades periféricas y sin ninguna salida.
“Después de un año, mis papeles aún no están arreglados,” dice el periodista Miguel Galbán, de 46 años de edad. “Por lo tanto no puedo viajar, no tengo trabajo ni un piso para alquilar.” Galbán, quien fue sentenciado a 26 años de cárcel, salió en septiembre del 2010 y pertenece al último grupo que llegó a España. Desde entonces, vive en una casa de acogida de la Cruz Roja, quien le compra la comida y le da 50 euros para el aseo personal. Está desesperado. “La cárcel fue terrible, pero la vida en España es aún más difícil. Me arrepiento haberme apresurado.”
Estrella Galán, secretario general del Comité Español para Ayuda al Refugiado, CEAR, reconoce los problemas, pero cree que los cubanos no deberían quejarse. “La media para conocer el resultado de una petición de asilo es de dos o tres años mínimo. Estas personas no llegan ni a la mitad de lo que otros refugiados tienen que soportar.” Según Galán, el Gobierno español hizo lo posible. “Precisamente este colectivo ha recibido todo el apoyo. El Gobierno ha hecho un esfuerzo increíble, tanto económico como en gestión, para facilitar su integración.” El gran problema es la economía, asegura, “la crisis en el país afecta a todo el mundo por igual.”
Pero a la mayoría de los exiliados se les agotó la paciencia. Agradecidos por la hospitalidad española, se preparan para irse a Estados Unidos. De los 40 cubanos que llegaron a España, 12 ya se marcharon. Uno de los que también lo hará es Pablo Pacheco, otro periodista que estuvo 7 años preso, y quien ya tiene las maletas preparadas. “Mi esposa es médica y después de un año no ha podido homologar sus diplomas para el sistema español,” se queja. “En España encontré lo que en Cuba no tenía: paz y libertad. Pero así no podemos vivir.” Mañana parte en avión, con esposa e hijo, y llegará a casa de su hermano en Florida. “Allí espero encontrar el camino después de tantos años de sufrimiento.”
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Periodistas, de la cárcel al exilio
Cuba: Un año de diálogo entre Iglesia y gobierno
Ocho años después de la Primavera Negra, nada cambia en Cuba
Entrevista al disidente cubano Arnaldo Ramos Lauzerique
“Para España Cuba no es cualquier país”
Exilio a cambio de libertad

Anuncios

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Disidentes cubanos, amarga libertad en España. Por Edwin Koopman

  1. Pingback: Asamblea insta al Gobierno a cumplir sus obligaciones con exiliados cubanos |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s