Venezuela:Lo atracaron y lo mataron.Por Orian Brito Peña


Lo atracaron y lo mataron
Por Orian Brito Peña
El tema de la inseguridad se ha convertido en algo común para los venezolanos. Todos los días aparecen noticias de homicidios y robos, no hay sector en el país que se escape de la violencia campante, muchos planes de seguridad se han diseñados y muchas mesas de diálogo se han constituido pero en esencia la realidad sigue siendo la misma.
Tener un Blackberry significa no una mejor comunicación, sino perder la vida, todas las semanas asesinan a jóvenes para robarles los equipos celulares, a pesar de que se han creado dispositivos para bloquearlos en caso de hurto y que en la Asamblea Nacional existe una comisión para el robo de equipos celulares, sigue aumentando el número de víctimas.
Hace una semana un médico se encontraba en su residencia cuando fue sorprendido por antisociales que ingresaron al apartamento para robarlo, en el hecho resultó muerto el galeno.
Un joven en Río Chico, Estado Miranda, también resultó muerto cuando un antisocial le pidió que le entregara su Laptop, el muchacho le dijo al delincuente que “por favor le permitiera sacar sus tesis de grado, porque era su vida” después de sacar el pendrive con la información recibió dos impactos de bala.
El miércoles Carlos David Gudiño, de 18 años de edad, fue asesinado mientras que otros dos adolescentes resultaron heridos, tras ser tiroteados por unos delincuentes que acababan de robar una camioneta, en el Barrio Unión de Petare.
El jueves Evelyn González, de 42 años de edad, trabajadora de la Alcaldía Metropolitana, fue asesinada cuando esperaba una camioneta para ir a su trabajo. El hecho ocurrió entre el bloque 1 y 2 de la parroquia 23 de Enero.
González estaba sola en la parada cuando, presuntamente, sujetos desconocidos le dispararon.
Noticias que son resaltadas en la prensa nacional que invitan al llamado de las autoridades y a los ciudadanos, quienes son víctimas de la pérdida del principal valor: la vida.
Urge un desarme de la población, es más factible conseguir una pistola que un litro de aceite, paradójico tomando en cuenta que Venezuela no es un país fabricante de armas, sin embargo, pareciera ser el principal comprador, para ello se necesita el compromiso de las autoridades para hacer una evaluación y un trabajo de acción que contribuya a rescatar la seguridad.
Dentro de los cuerpos de seguridad también existen mafias que perjudican el problema, las alcabalas policiales son tan peligrosas como el motorizado que roba en la autopista. Hacer una denuncia es sinónimo de extorsión, cada vez son más las personas que confiando en las autoridades acuden a exponer sus casos y lo que reciben como respuesta son: más amenaza o mensajes de resignación.
Sin voluntad por parte del Estado y el unitario rechazo de la comunidad será complejo rescatar el valor a la vida. No es aceptable que no se pueda hablar por teléfono en la calle, salir a pasear en la noche, sacar dinero de un cajero electrónico, ir tranquilo al banco, montarse en el metro y mucho menos un autobús.
Solo el fin de semana pasado 233 personas murieron a causa de la violencia en el país. Con el paso del tiempo será igual la tasa de natalidad en comparación con la mortalidad.
Dios nos cuide.
Tomado del Diario “El Universal” de Venezuela 20 agosto 2011

Anuncios

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s