Venezuela: Hay que impedir una locura.Por Adolfo R. Taylhardat


Adolfo R. Taylhardat

Hay que impedir una locura.
Por Adolfo R. Taylhardat
El título de este artículo es una frase que tomo prestada de la columna “Tiempo de Palabra” de Carlos Blanco de este domingo pasado.
Carlos relata una conversación que sostuvo con una figura del régimen que supuestamente tiene un vínculo cercano con el führer. El conocía esa persona de cuando vivía en San Martin y le sorprende ver que ahora tiene un apartamento “grande, espacioso” ubicado en La Castellana. Para justificar ese cambio de status, Dolores -nombre falso que emplea para ocultar la identidad de su interlocutora- explica que “las viejas elites nunca entendieron que tenían que abrir espacio para nuevos integrantes”“fueron agalludos y ahora no existen o se lo pasan jalándonos”.
Dolores le contó a Carlos que “un grupo de generales no está dispuesto a que se entregue el proceso, al costo que sea”. “Estos tipos saben que no tienen destino”. “Washington ha acusado a los principales hombres de inteligencia, al jefe de operaciones especiales y al jefe de los grupos civiles de reacción inmediata” (interesante revelación acerca de las funciones o tareas que cumplen esos personajes). “No tienen donde ir ni siquiera a Cuba”.
La conversación con Carlos Blanco concluyó con la siguiente advertencia-exhortación de Dolores: “Hay que impedir esa locura. Esos tipos son una rueda floja y loca en la revolución. Debemos impedir el desastre. Habla con tu gente… yo hablo con la mía”.
Carlos Blanco es una persona seria y responsable y no creo que vaya a inventar una historia como esa. En todo caso yo la doy por verídica. Eso que he transcrito pone en evidencia entre otras cosas: 1) que hay elementos dentro del chavismo que están dispuestos a “tirar la parada” para mantener al führer en el poder y seguir disfrutando ellos de las ventajas y beneficios que les proporciona la dictadura”. 2) Que entre esos elementos figuran altos jefes militares comenzando por los que ya están en la lista negra del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. 3) Que dentro del chavismo hay preocupación, miedo ante lo que esas personas son capaces de hacer.
Si a esto se agrega el ingrediente de la permanente incitación al odio generado desde las más altas esferas del poder, no cabe duda de que aquí pueden ocurrir cosas terribles protagonizadas por los chavista “patria o muerte” para conservar los privilegios, las prebendas y riquezas materiales acumuladas como producto de la corrupción, de su asociación con el narcoterrorismo o simplemente por su lealtad al führer.
El fin de semana pasada el führer lanzó otra de sus andanadas contra la unidad opositora. Ahora habla de los “premajunches” para referirse a los precandidatos, los amenazó con darles “una paliza” (antes había dicho que les daría en “la madre”) en el 2012 y pronosticó que cantarán fraude y pedirán la intervención de la ONU o de la OTAN.
Estamos acostumbrados a su táctica del espejo, a su costumbre de atribuir a los demás lo que hizo, hace o va a hacer. Son numerosas las advertencias de que se impondrá en las elecciones como sea y de que se mantendrá en el poder hasta que le de la real gana. También son numerosas sus amenazas de que si es derrotado aquí habrá una guerra civil. Cada día está más desesperado, sobre todo desde que le descubrieron el cáncer, del cual se empeña en hacer creer que está curado. Además ya no cuenta con el apoyo de sus aliados dictadores de otras latitudes. Constantemente advierte que su revolución está armada, que tiene armas de toda clase. Últimamente se ha aprovisionado del armamento que se emplea generalmente en conflictos internos, en guerras de guerrilla como los fusiles rusos Dragunov de alta precisión que se utilizan en mortales y cobardes acciones de francotiradores. Asegura que mucho de ese armamento está oculto en cuevas en las montañas.
Ahora se ha traído el oro en lingotes para inmunizarse de eventuales sanciones financieras que le aplicaría la comunidad internacional congelando los activos que el régimen y muchos de sus personajes tienen colocados en el exterior.
La advertencia de Dolores hay tomarla en serio: Hay que impedir una locura. Debemos impedir el desastre. Esa advertencia claramente es producto de su conocimiento y del temor que le inspira lo que se cuece dentro del chavismo del cual ella (¿él?) forma parte.
Guerra avisada no mata soldados… ni civiles.
Tomado del Diario El Universal

Anuncios

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s