Jaime Ortega,el cardenal cubano a la puerta de un retiro


Periodista Juan O. Tamayo


Cardenal cubano Jaime Ortega Alamino


Jaime Ortega,el cardenal cubano a la puerta de un retiro 
Por Juan O. Tamayo
El cardenal cubano Jaime Ortega celebrará el martes su 75 cumpleaños. Y, como lo requieren las normas de la Iglesia Católica, presentó su renuncia como arzobispo de La Habana.
La mayor parte de los analistas están de acuerdo en que es muy poco probable que el Vaticano acepte la renuncia de un prelado que está al frente de la más poderosa organización no gubernamental en Cuba, que fue un país oficialmente ateo durante los años 1962-1991 y todavía tiene un régimen comunista.
El gobierno de Raúl Castro ha permitido a Ortega que construya un nuevo seminario, abra una escuela de negocios y organice programas caritativos que incluyen hogares de ancianos y comedores para los pobres.
Ortega ayudó además en la decisión de Castro de poner en libertad a más de 100 disidentes encarcelados, y el año pasado sirvió de mediador para detener los brutales ataques por parte de turbas organizadas por el gobierno contra las Damas de Blanco.
No obstante, los críticos afirman que Ortega ha denunciado sólo débilmente los abusos de los derechos humanos, y ha tratado de refrenar a los católicos que critican al gobierno, como el padre José Conrado Rodríguez y el ex director de la revista Vitral, Dagoberto Valdés.
También se quejan de que ayudó a Castro a deshacerse de los presos políticos liberados porque todos menos 12 salieron directamente de la cárcel a España en lo que se ellos denunciaron como un “exilio forzoso”. Ortega insiste en que ellos se fueron voluntariamente.
Valdés y otros pronostican que el papa Benedicto XVI no aceptará la renuncia de Ortega ahora, en un momento en que la Iglesia enfrenta “circunstancias favorables” y se está preparando para el 400 aniversario de la santa patrona cubana, Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, el año próximo.
Además, Ortega está bien de salud, y los problemas de esa índole son la razón principal por la que las reglas de la Iglesia establecen el retiro de los deberes pastorales a los 75 años, afirmó Valdés por teléfono desde su casa en la provincia occidental de Pinar del Río.
Su renuncia al arzobispado podría ser aceptada –aunque seguiría siendo cardenal– en dos años, tal vez después de una visita papal para los eventos de la Virgen de la Caridad, dijeron funcionarios de la iglesia. Y es demasiado temprano para especular sobre quién será su sucesor.
Pero incluso Valdés, quien ha tenido choques con Ortega en el pasado, admite que la Iglesia cubana ha ganado mucho terreno desde que el fin de los subsidios soviéticos a principios de la década de 1990 sumió a la isla en el caos.
El comunismo no estaba funcionando, la gente necesitaba creer en algo, y la Iglesia asumió algunas de las funciones del Estado”, dijo Uva de Aragón, quien estuvo a cargo del Instituto de Investigaciones Cubanas en la Universidad Internacional de la Florida.
La visita del papa Juan Pablo II a Cuba en 1998 provocó además un aumento en la asistencia a misa, los matrimonios y los bautismos en la Iglesia. Y, aunque la asistencia disminuyó en los últimos años, la Iglesia administra ahora toda una variedad de programas de bienestar social.
Hay hogares de ancianos atendidos por monjas, y algunas iglesias envían a los parroquianos a que hagan visitas a las casas de los ancianos y discapacitados. Otros administran programas de comida gratis y dispensarios de medicinas para adultos, y clases de religión, computadora y otras materias para niños.
La nueva sede del Seminario de San Carlos y San Ambrosio, inaugurada en noviembre del año pasado, fue la primera construcción de ese tipo permitida desde 1959, y se ha dado a los sacerdotes un mayor acceso a la radio y la televisión estatales.
Además, las publicaciones de la Iglesia han incluido artículos elogiando o criticando las radicales reformas económicas propuestas por Castro, incluyendo una significativa apertura para los pequeños negocios privados y recortes en los controles centralizados del gobierno.
La Iglesia se unió asimismo a una universidad española en un programa en La Habana que ofrece una maestría en Administración de Negocios, organizó clases para los nuevos empresarios sobre cómo llevar libros de contabilidad, y está explorando la posibilidad de gestionar microcréditos para las nuevas compañías privadas.
Esto es una mejoría gigantesca con respecto a 1961, cuando Fidel Castro expulsó a cientos de sacerdotes y monjas –13 de ellos en el barco Covadonga–, cerró todas las escuelas católicas y confiscó casi todos sus edificios.
La cárcel Villa Marista de la Seguridad del Estado era antes una escuela para varones de los Hermanos Maristas. Ortega pasó los años 1966-1967 en uno de los campamentos de trabajos forzados para hombres “inadecuados” para el servicio militar, tales como católicos practicantes y homosexuales.
Yo comprendo las frustración de muchas personas que quisieron un enfrentamiento mayor con el gobierno”, dijo De Aragón. “Pero yo no critico porque han mejorado muchas cosas, y lo que se ve es la punta del iceberg”.
Pero otros hacen desfavorables comparaciones de Ortega con los líderes católicos de Polonia, Nicaragua, Venezuela y El Salvador, quienes han sido mucho más agresivos en sus demandas a favor de los derechos humanos y civiles.
El no hizo mucho por los derechos humanos o los presos políticos, y lo que hizo lo hizo tarde y bajo órdenes del Vaticano”, afirmó Andy Gómez, investigador del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami.
El portavoz de Ortega en la arquidiócesis de La Habana, Orlando Márquez, declaró que el cardenal ya había presentado la renuncia requerida por su 75 cumpleaños, pero se negó a hacer comentarios más sustanciosos para esta historia.
Cuando Juan Pablo II nombró cardenal a Ortega en 1994, funcionarios del Vaticano dijeron a un periodista que el Papa quería “fortalecer a la Iglesia en áreas en las que ha sufrido interferencia o persecución por parte de las autoridades locales”.
Pero los activistas católicos de Cuba lo han acusado a menudo de timidez en sus relaciones con Fidel Castro y su hermano menor Raúl, quien lo sucedió en el poder en el 2006.
Supuestamente, Ortega presionó a Valdés para que bajara el tono de las críticas al gobierno que publicaba en Vitral, revista de la diócesis de Pinar del Río. Valdés renunció a la dirección y Vitral cerró tras una disputa con el obispo local.
El cardenal también se mantuvo distanciado de Oswaldo Payá, quien dirige el Movimiento Cristiano Liberación, que el régimen considera ilegal. El Proyecto Varela de Payá reunió 25,000 firmas exigiendo un referéndum sobre el sistema comunista.
El padre Rodríguez fue transferido recientemente de Santiago, la segunda ciudad en tamaño de Cuba, a una diminuta iglesia rural. Ha criticado a los Castro y se ha quejado de que la Iglesia ha abandonado su deber “profético”: denunciar las injusticias.
Cuando las Damas de Blanco le pidieron en septiembre que las ayudara a detener una ola represiva del gobierno contra las manifestaciones de disidentes en la zona oriental de Cuba, Ortega respondió que la Iglesia estaba en contra de toda forma de violencia, pero publicó una advertencia velada.
Todo lo “que pudiera afectar la convivencia pacífica y romper el bienestar de la nación, no puede encontrar ningún apoyo entre aquellos de nosotros que tenemos una visión cristiana del mundo”, afirmó en un comunicado dado a conocer por Márquez.
Valdés afirmó que, se diga lo que se diga a favor o en contra de Ortega, la Iglesia Católica ha estado ayudando a los cubanos a alcanzar una vida mejor y se mantiene comprometida con esa meta.
El Vaticano mira más largo y más alto que cualquier otra institución”, subrayó. “Tiene todo el tiempo del mundo, por encima de los aguaceros temporales”.
Tomado del El Nuevo Herald

Anuncios

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Jaime Ortega,el cardenal cubano a la puerta de un retiro

  1. Pingback: El Gobierno español le Concedió la Orden de Isabel la Católica a Jaime Ortega Alamino |

  2. Pingback: Jaime Ortega cardenal arzobispo de La Habana fue confirmado por el Papa Benedicto XVI |

  3. Pingback: Anuncia el Arzobispado de la Habana que el Cardenal Jaime Ortega presentó su renuncia como obispo a la Santa Sede |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s