Desconsuelo en el Sur de la Florida por la muerte del filántropo Anthony Abraham


Periodista Christine Dolen


Filántropo Anthony Abraham


Desconsuelo en el Sur de la Florida por la muerte del filántropo Anthony Abraham
Por Christine Dolen
El filántropo y magnate de las concesionarias de autos Anthony Abraham, un hijo de inmigrantes libaneses que dedicó gran parte de su vida a ayudar a los necesitados, murió el viernes en el Doctors Hospital, rodeado por sus cinco hijos adoptivos y muchos otros familiares que pasaron sus últimas horas recordando, bromeando y compartiendo su pena.
El pasado 25 de febrero, Abraham cumplió 100 años de edad y celebró la ocasión con 375 familiares y amigos en una espléndida fiesta de tema árabe en el Biltmore Country Club.
El pulcro Abraham, de 5 pies y 7 pulgadas de estatura y quien siempre andaba de traje y corbata, nació en 1911 en Youngstown, Ohio. Fue el cuarto de los siete hijos que les sobrevivieron a sus padres libaneses y fue el único de sus hermanos que asistió a la universidad, graduándose de la Universidad de Detroit. Dejó la Escuela de Leyes durante la Depresión para trabajar en un diario llamado Chicago Evening American, y posteriormente lanzó el suyo propio, Help Wanted News, y se hizo rico cuando lo vendió.
Abraham y su esposa Genevieve se mudaron al sur de la Florida en 1951, debido a que George, el mayor de los hijos de la pareja, era asmático. Al aburrirse pronto de su temprano retiro, Abraham abrió una concesionaria de Chevrolet en la esquina de la Calle Ocho y Lejeune Road. De nuevo volvió a prosperar, convirtiendo el extenso negocio de dos cuadras con su típica línea de banderas estadounidenses ondeantes en el mayor concesionario de Chevrolet en el sur de la Florida.
Su éxito en diferentes negocios provino de una estricta ética de trabajo.
En un momento, él tenía casi 2,000 empleados”, dijo Tommy Abraham. “El venía a casa a cenar y entonces regresaba a la oficina. Si querías verlo, tenías que ir y pasar el día con él”.
Durante su larga vida, el avispado empresario con el omnipresente habano también se dedicó a numerosas causas que involucraban la fe y filantropía. Cuando niño prometió: “Si por la gracia de Dios puedo alguna vez, alimentaré a los pobres y ayudaré a los enfermos”.
Y cumplió esa promesa con creces.
Cuando mi papá era un niño, vendía frutas en las calles. Vendía diarios. Era asentado, inteligente y ambicioso. Apreciaba todo lo que ganaba”, dijo Tommy Abraham. “No buscaba las candilejas; ésa no era su forma de ser. Hizo las cosas sin hacer ruido. Sabía que estaba bendecido y quería devolver”.
El banquero Nabil Achkar, quien conoció a Abraham hace 40 años en el Líbano cuando traducía un discurso que daba el concesionario, se mudó a Miami y sirvió como ayudante de su amigo en el consulado libanés. Coincide con Tommy Abraham al hablar del hombre que se convirtió en un segundo padre para él.
Muy pocas personas sabían la extensión de su ayuda y generosidad con los otros”, dijo Achkar. “El buscaba a los que estaban necesitados, no esperaba que las personas fueran a verlo”.
Abraham era el último sobreviviente entre los fundadores del Hospital de Investigación Infantil St. Jude en Memphis, Tennessee, una institución fundada por su amigo, el actor Danny Thomas.
En 1976, Abraham y su esposa iniciaron la Fundación Anthony R. Abraham, que ha dado millones de dólares a organizaciones como Camillus House, Habitat for Humanity of Greater Miami, America’s Second Harvest, Miami Children’s Hospital, Jackson Memorial Hospital, Big Brothers Big Sisters, Alonzo Mourning Charities, Miami Lighthouse for the Blind, Miami Rescue Mission y Boystown Catholic Charities. La fundación también apoyó escuelas y hospitales en el Líbano y Haití.
Miembro fundador de la Iglesia Católica Maronita Nuestra Señora del Líbano, en Miami, Abraham fue por largo tiempo uno de los fieles de la Iglesia de la Epifanía en South Miami, donde se celebró este miércoles su misa funeral. También fue por más de tres décadas cónsul honorario del Líbano en Miami. La Galería Familia Anthony R. Abraham en el nuevo Museo de Coral Gables presenta una exhibición sobre su vida y sus obras de caridad.
La devoción de Abraham a ayudar a los otros llevó, indirectamente, a la mayor tragedia de su vida. En 1984, hizo arreglos en el Centro del Cáncer Memorial Sloan-Kettering para tratar a la gravemente enferma hija de sus amigos Sam y Bea Joseph. Genevieve, la esposa por 47 años de Abraham, llevó en su auto a la pareja a su casa en Coral Gables para compartir la noticia con sus amigos, sólo para ser asesinada en un robo con allanamiento de morada. Casi una década después, dos hombres, Luis Rodríguez y Manuel Rodríguez, fueron arrestados y acusados del crimen.
La pérdida afectó mucho a Abraham por largo tiempo, dijo Tommy Abraham, pero su padre cambió gradualmente: “El se dio cuenta de que tenía que seguir adelante por sus hijos y nietos. Crecimos en la tradición libanesa donde él era el rey de la casa y mamá la reina. Pero él aprendió a interpretar ambos papeles”.
La filántropa Norma Jean Abraham dijo de su padre: “Resultamos muy bendecidos de tenerlo en nuestras vidas por tan largo tiempo. El vivió para cumplir 100. Y yo fui bendecida de que él me escogiera a mí y a mi hermano Tommy en un orfanato en Beirut, en el Líbano, para ser parte de su familia. Lo que soy hoy en día se lo debo a él y a mi madre”.
A Abraham le sobreviven cinco hijos adoptivos: George, Thomas y Norma Jean Abraham, de Coral Gables; Judith Abraham-Baker, de Boca Raton; y Marion Abraham-Jones, de Portland, Oregon; su hermana, Helen Shaker, de Chicago; 11 nietos y nueve bisnietos.
Su familia, dijo Manuel Villamanam, vicepresidente de Midway Ford, era de suma importancia para Abraham.
Para mí, él era un ícono, no sólo un empresario, sino un hombre de familia, dijo Villamanan, un amigo y ex colega que manejó por una docena de años la división latinoamericana de la concesionaria Chevrolet de Abraham“.
La periodista del Miami Herald Ana Veciana-Suárez contribuyó a esta información.
Tomado del El Nuevo Herald

Anuncios

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s