Protestas democrática en Rusia: ¿Primavera en el Este europeo?


Masivas protestas contra el fraude electoral en Rusia

Protestas democrática en Rusia: ¿Primavera en el Este europeo?
Por Alvaro Alba*
– Una lenta blanca es el símbolo de las protestas en Rusia por el fraude electoral en los recientes comicios legislativos. Ante las evidencias del timo, el Parlamento Europeo pide una nueva Duma. Una resolución del legislativo europeo desea en Rusia elecciones libres y justas.
La Secretaria de Estado, Hillary Clinton declaró que los sufragios en Rusia del pasado 4 de diciembre no fueron ni libres, ni justos, y que las acusaciones de fraude merecen una investigación profunda.
Tanto el fraude como el manejo de la crisis por parte del Kremlin se han convertido en la crítica constante hacia las autoridades rusas, tanto en el exterior como dentro de Rusia. Primero vino la retórica triunfalista de Rusia Unida, el partido que formo en el 2001 el entonces presidente Vladimir V. Putin para controlar la Duma. El presidente Dimitri A. Medvedev juró que no desean la mayoría absoluta, que una mayoría simple les basta para aprobar las leyes. Perdieron el 20 por ciento del electorado y 77 escaños en la cámara baja.
Ante la crítica de Occidente, Medvedev pidió que no se metieran en los asuntos internos de Rusia y Putin regresó a su lenguaje de amenazas, recordando que son y serán una potencia nuclear. El primer ministro y ya candidato presidencial acusó a los opositores rusos de estar al servicio de Estados Unidos y prometió revisar la legislación para castigar a los que “reciben órdenes del exterior para influir en la política interna rusa”. ¿No les suena familiar eso con un régimen totalitario en nuestro hemisferio?
Los ejemplos del fraude sobran. La última modalidad de engaño son los “ómnibus carruseles”, que van dando vueltas constantemente por los centros electorales y que llevan a los mismos pasajeros para depositar un voto en diferentes circunscripciones. En las redes sociales, en especial Vkontakte (la versión rusa de Facebook), se ven a representantes del partido del Kremlin depositando votos adicionales, trasladando decenas de boletas ya marcadas para Rusia Unida hacia los centros electorales donde se presume mayoría opositora.
En una inusitada conferencia de prensa, Mijail S. Gorbachev, cuya opinión no tiene ya mucha resonancia dentro de Rusia, pero sí fuera de ella,  llamó a anular la votación y realizar unos nuevos comicios.
Mayores protestas en 20 años
Hacía 20 años que no se veían tantas personas protestando en Rusia. La última vez que en Moscú salieron de tal manera a las calles fue cuando el golpe de Estado, en agosto de 1991, cuando los moscovitas salieron a defender la perestroika y después a enterrar a tres jóvenes asesinados en la revuelta. Los rusos están protestando desde el mismo domingo 4 de diciembre por la noche. Lo hacen en Moscú y otras ciudades. La revista Foreing Policy -rememorando al periodista John Reed y sus diez días que estremecieron al mundo- titula un reportaje sobre las elecciones rusas “Nueve días que estremecieron al Kremlin”. Y es que las demostraciones de decenas de miles de personas en Moscú son un claro desafía al primer ministro Putin.
Las consignas que se ven en las manifestaciones son elocuentes: “Diputados, nosotros no les elegimos”;  “Rusia sin Putin”; “Abajo el poder de los estafadores y ladrones”; “¿Dónde está mi voto, Mago? (en referencia al presidente de la comisión electoral central al que califica Medvedev de mago); “Devuélveme mi voto” y “Fuera Putin”, entre otras. Para el portal digital Huffinton Post, los miles de manifestantes salieron más a desafiar a Putin que a denunciar el fraude. La prensa rusa poco ha dicho, y la que lo hizo -el diario Kommersant Vlast  ya perdió a su editor en jefe y al director general, mientras el director de la casa editorial también presentó su renuncia.
Incluso la localización de las manifestaciones es una muestra de la preferencia,  influencia y manipulación del Kremlin. Los que protestan por el fraude fueron confinados a expresarse en la Plaza Bolotnaya, literalmente la Plaza del Pantano. En ella se realizó la protesta del 10 de diciembre. Los partidarios de Rusia tuvieron a su disposición la Plaza Roja, al lado del Kremlin.
Hay un arcoiris de líderes de las protestas, desde los comunistas hasta el partido Yabloko, los más liberales del espectro político ruso. Los blogueros como el abogado Alexei A. Navaly son una especie nueva de líderes rusos. Llaman con éxito a salir a la calle y dejar el mundo virtual. El joven de 28 años Ilia V. Yashin, dirigente de Solidarnots, una organización de defensa de los ciudadanos, ha mostrado activismo político hace años. Otros son la ecologista Eugenia S. Chirikova, de 35 años, el musicólogo y crítico de arte Artiom K. Troistki, la periodista Eugenia M. Albats, su colega Leonid G. Parfionov y el guionista satírico Victor A. Shenderovich.
Redes sociales, nueva arena de combate
Para esos líderes emergentes, las redes sociales se han convertido en la nueva arena de debate. Pavel V. Durov, de 27 años y creador de Vkontakte, se negó a cerrar las páginas de la red social, como le habían pedido oficiales del Servicio Federal de de Seguridad (FSB). Miles de manifestantes son jóvenes que nacieron después de desaparecida la URSS, hace este mes justamente 20 años.
El invierno sigue siendo crudo en diciembre, no importa el siglo, ni el cambio climático, ni el fenómeno del Niño o la Niña. No es lo mismo acampar por la noche bajo una tienda de campaña en el Maidan Nezalezhnosti (Plaza de la Independencia) en Kiev, como sucedió durante la Revolución Naranja, que hacerlo en la Krasnaya Ploshad (Plaza Roja) de Moscú. La temperatura promedio en Kiev para diciembre es de un grado centígrado y en Moscú de seis bajo cero. No veremos entonces tiendas de campaña para los manifestantes rusos a los pies de la muralla del Kremlin.
Las protestas han sido calificadas por el politólogo Zbigniew Brzezinski, ex asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, como todo un experto en el Este de Europa y la URSS, y como ejemplo del despertar nacional de Rusia. En esos mismos términos se expresaron funcionarios del Departamento de Estado este miércoles en el subcomité senatorial de asuntos europeos, donde se analizó la situación en Rusia en una sesión titulada “La situación de los derechos humanos en Rusia y el estado de derecho: opciones de la política de EEUU”. El diario  The Washington Post sentenciaba hace meses en un editorial que “a pesar de las muchas promesas hechas, ni Putin ni Medvedev no han hecho nada para frenar la anarquía endémica de su régimen”.
En Rusia la próxima protesta está organizándose para el sábado 24 de diciembre. Ese ese día no es festivo en Rusia, pues la Pascua Ortodoxa se celebra el 7 de enero. La consigna es “Por unas elecciones justas” y solamente en Facebook se han inscrito hasta el momento 18 mil personas para participar. Los organizadores pidieron autorización a la alcaldía moscovita para unos 50 mil asistentes.
Las elecciones peresidenciales en Rusia serán en marzo del 2012. os jóvenes rusos parece decididos a adelantar la llegada de la primavera.
Periodista y analista político. Trabaja en la Oficina de Transmisiones para Cuba (OCB) en Miami.
Fuente:Blog Café Fuerte

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s