Cuba:Hipocresía, miedo, las dos cosas Por Pablo Pacheco Avila


Cubano acogido a la “Ley de Ajuste Cubano”, protestando en Miami a favor de los viajes a a Cuba

Cuba:Hipocresía, miedo, las dos cosas
Por Pablo Pacheco Avila
He perdido la cuenta de los lugares en que a mis oídos llega la frase “No me interesa la política”, generalmente son los cubanos más jóvenes quienes la sueltan a diestra y siniestra. Es legítimo no interesarnos la política, máxime si has vivido la mayor parte de tu vida en un sistema totalitario, donde el vuelo de una paloma tiene aroma a política. Los que nacimos después de 1959 fuimos prácticamente convertidos en autómatas, nuestra capacidad de pensar se redujo a “Pioneros por el comunismo, seremos como el Che” o “Patria o muerte venceremos”, en fin; un modelado de consignas que limaban la demencia. Respeto a los jóvenes cubanos que vienen de la isla y no les interese la política, es su derecho. Ahora bien, siento como un acto de total hipocresía ver a los mismos que no les interesa la política meter el grito en el cielo cuando algún congresista de los EEUU propone una ley de restricciones para Cuba o cuando quieren modificar la desacreditada “Ley de Ajuste Cubano”. Una ley que añoran tantos latinoamericanos y de otras nacionalidades. No me escondo para decir que la mayoría de los que se acogen a la “Ley de Ajuste Cubano” salen de la isla por problemas económicos y no por enfrentar al bestial régimen que esclaviza a la patria, es mas; muchos cubanos al obtener la residencia de los EEUU en lo primero que piensan es regresar a su terruño para mirar por encima del hombro a su propio pueblo. Estos que actúan así son los refugiados políticos más extraños que ha dado la humanidad. Cuba ha perdido en los últimos nueve meses a dos figuras de la oposición pacífica, sus muertes dejan el beneficio de la duda, dos premios “Sajarov”, primero Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco en un caso de “Dengue” y hace unas semanas el dirigente del Movimiento Cristiano Liberación, Oswaldo Paya Sardiñas tras un sospechoso “accidente de tránsito”. Los que se han enfrentado a la dictadura saben de lo que son capaces los servicios de inteligencia cuanto les estorba cualquier persona que quiere cambiar el destino de Cuba y destruirles el poder totalitario. Siento vergüenza cuando escucho decir a los cubanos que viven en libertad la frase “No me interesa la política” y no es por la frase en sí, es por la hipocresía que desprenden estas palabras. Es cierto que a muchos no les interesa hablar mal del régimen, condenar sus crímenes, denunciar cada acto abominable contra su pueblo, pero si reprobar a los políticos del país que nos ha dado refugio al intentar legislar cualquier ley contra la dictadura y de cierta forma afecte sus intereses. Es posible que Cuba cambie pronto, también es posible que todo siga igual o peor, especialmente para los que desde dentro se enfrentan a la maquinaria del poder comunista, pero todos los cubanos tenemos una cuota de responsabilidad en el destino de nuestra nación. No existe hipocresía buena o mala, tampoco existe el miedo bueno o malo, está demostrado; todos los pueblos que han escogido la hipocresía y el miedo como escudo, han terminado arruinados o esclavizados, es hora de terminar con el dañino miedo y la sutil hipocresía. Enlaces relacionados El camino depende de nosotros mismos. Por Pablo Pacheco exprisionero de concienciaExprisionero de conciencia Pablo Pacheco Avila habla con la Voz de América sobre la muerte del disidente cubanoPablo Pacheco Avila: Encuentro con la congresista Ileana Ros-LehtinenMi primer empleo en libertad: La llegada de mi primer chequeCumpleaños añorado en familiaLa cultura de la desconfianzaEl otro rostro del exilio. Por Pablo Pacheco AvilaUn año después por Pablo Pacheco Avila

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuba:Hipocresía, miedo, las dos cosas Por Pablo Pacheco Avila

  1. Pingback: José Ariel Contreras: ídolo o traidor |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s