Declaración Desde La Habana de la Unión Sindical Cristiana de Cuba (USCC)


Carmelo DiazDeclaración Desde La Habana  de la Unión Sindical Cristiana de Cuba (USCC).
El próximo miércoles 10 de diciembre de 2014 cumple sesenta y seis años la “Declaración Universal de los Derechos del Humanos”. Adoptada y proclamada por la Asamblea General de las  Naciones Unidas en su resolución 217 A (III), del 10 de diciembre de 1948. Este documento retribuye a los ciudadanos del mundo, todos los derechos y las libertades concedidas por el creador a los seres humanos.  
El mundo emergía sangrante de una negativa experiencia, que incluía el holocausto del pueblo judío y toda una serie de crímenes de lesa humanidad, donde las muertes se contaron por millones durante la Segunda Guerra Mundial. Esos crímenes fueron  cometidos por estados totalitarios, excluyentes y dictatoriales muchos de los cuales tenían como fundamento, el racismo, el fascismo y el comunismo.  
Sintomáticamente ninguno de los gobiernos con tales directrices, miró con buenos ojos aquellos documentos y se negaron rotundamente a rubricarlos. En Cuba parpadeaba una rutilante democracia, emergida de una época de convulsiones políticas que había dado a luz una de las constituciones más humanistas de su tiempo.
Ese fue acicate para que la delegación cubana participante en el cónclave, desempeñara una formidable labor en la elaboración de todos los documentos y de su firma, aquel memorable día de 1948. En aquellos documentos los derechos y las libertades humanas desempeñaron un papel fundamental.
Derechos y libertades que permanecen en el centro mismo del precepto religioso, que afirma; “Dios creó a todos los hombres, libres e iguales, con todos los derechos y las libertades inherentes a la persona humana”.
Desgraciadamente, los cubanos hemos sido sometidos a una prueba, tremendamente difícil. Llevamos sesenta y dos años sojuzgados, entre una dictadura autoritaria y una tiranía totalitaria, la última de las cuales ha sometido a las más grandes violaciones de todas las libertades y los derechos a los cubanos.
El batistato fue un período tenebroso de la historia cubana, pero el castrato o el castrismo como se desee llamarle, ha sido el superlativo en la pérdida de  vidas, libertades y derechos. Si en tiempos de la dictadura batistiana se podían ejercer algunos derechos y libertades, con la instauración de la tiranía comunista se perdió toda posibilidad de practicarlos.
En Cuba son violados en mayor o en menor medida, todos  los treinta artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, iniciando por el primero; que declara la supuesta igualdad entre los seres humanos y terminando por el artículo treinta, donde se expresa; “Nada en la presente Declaración  podrá interpretarse en el sentido de que se confiere al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración”.
En Cuba, los tiranos conocidos como los hermanos Castro, sus hijos y familiares, sus amigos y acólitos y los miembros de su nomenclatura, se consideran superiores a los demás ciudadanos  y lo son en la práctica; tienen  derechos superiores al resto de los nativos. Viven en barrios exclusivos y en las mayores mansiones, disfrutan de todos los privilegios y tienen la libertad garantizada. Perciben los mayores salarios y disfrutan a manos llenas de todas las riquezas del país.  
Se hospedan en los  más lujosos hoteles, se solazan en los mejores balnearios y exclusivos centros turísticos. Se trasladan en los más modernos vehículos, viajan libremente por el extranjero y en general viven una vida holgada y muy superior, al resto de los cubanos.
Los personeros de la tiranía, apoyados en sus instituciones totalitarias, su Partido Comunista, su cuerpo de delatores y sus órganos represivos; llámense la Seguridad del Estado, el Ministerio del Interior o el  de las Fuerzas Armadas, violan asiduamente, los derechos y las libertades de los ciudadanos.
Sus esbirros y represores, quebrantan constantemente; la  Libertad de Expresión, la Libertad de Opinión, la Libertad de Prensa, la Libertad de Movimiento, la libertad de Reunión y Asociación Pacífica, la Libertad de Sindicalización, la Libertad Religiosa y la Libertad de Pensamiento de los cubanos.
Los ciudadanos son vigilados constantemente, por la policía ordinaria y por la policía política, incluso utilizando perros de presa, como en un campo de concentración hitleriano.  Tienen suspendidas de manera permanente sus garantías fundamentales y son considerados  culpables, a menos que se demuestre, incuestionablemente su inocencia.
En el Artículo 23 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos  referente al derecho al trabajo: En el inciso 1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo… y a la protección contra el desempleo.
Este artículo es violado permanentemente, determinadas plazas son reservadas con exclusividad, para personas que son consideradas confiables por los empleadores, militantes de organizaciones políticas afines a los gobernantes, miembros de la nomenclatura o sus familiares.
Al trabajador que se le quiere despedir de su empleo se le califica eufemísticamente, como no idóneo o disponible, no se le llama desempleado, ni se le brinda protección. Se le abona el salario de un mes y en los dos o tres meses siguientes, un por ciento del salario, luego queda desprotegido, a su cuenta y riesgo, él y su familia.
En el inciso 2. Relativo a la discriminación en cuanto a trabajo y salario. En Cuba se discrimina al trabajador por motivos políticos, esa es una práctica cotidiana y se le obliga a practicar una ideología para mantener su empleo. Son conocidas las prácticas de la doble moral, utilizadas por los trabajadores cubanos, para su supervivencia.
El inciso 3. Dice; Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia… En Cuba los salarios de los trabajadores, no satisfacen ni  medianamente sus necesidades ni las de su familia y  se ven impelidos a delinquir, para suplir sus escaseces.
En el inciso 4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses. Este inciso de la Declaración Universal, es violado corrientemente en Cuba, incluso con penas de encarcelamiento para los sindicalistas independientes.
Han sido muchos los sindicalistas cubanos confinados en las mazmorras castristas por ejercer este derecho. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha condenado en múltiples ocasiones al gobierno cubano, por mantener dicha práctica.
En conclusión, vemos como a sesenta y seis años de firmada la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en una de las primeras naciones signatarias de la Declaración, se violan cotidianamente los derechos y las libertades de sus ciudadanos y el gobierno se niega a refrendar con acciones, todos los pactos y resoluciones, firmarlos e incluso a ratificarlos.
El gobierno cubano merece la condena universal, por sus crímenes, violaciones y arbitrariedades, ejercidas contra sus ciudadanos.
Carmelo Díaz Fernández           PRISIONERO DE CONCIENCIA 
PRESIDENTE Y FUNDADOR DE LA  UNIÓN SINDICAL CRISTIANA DE CUBA (USCC)
Héctor Julio Cedeño Negrín  Secretario General.
La Habana, lunes 8 de diciembre de 2014.

Acerca de miguelgalban

Periodista independiente expreso político cubano Primavera Negra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Declaración Desde La Habana de la Unión Sindical Cristiana de Cuba (USCC)

  1. Pingback: Primero de Mayo:Saludo de la Unión Sindical Cristiana de Cuba (USCC) a los trabajadores cubanos |

  2. Pingback: Saludo de la UNIÓN SINDICAL CRISTIANA DE CUBA a la VII Cumbre de las Américas |

  3. Pingback: 24 de Febrero: Declaración de la Unión Sindical Cristiana de Cuba |

  4. Pingback: 28 de Enero:Declaración de la Unión Sindical Cristiana de Cuba |

  5. Pingback: Declaración de la Unión Sindical Cristiana de Cuba (USCC) |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s